«Cuando tratas a los demás como quieres que te traten te liberas»

Este Principio es de grandes consecuencias porque lleva a una apertura, a una comunicación positiva con los otros seres humanos. Sabemos que el encerramiento en uno mismo genera problemas más o menos graves. El llamado «egoísmo» puede reducirse precisamente a un problema de encerramiento y falta de comunicación. El Principio otorga importancia al hecho de ir positivamente hacia los otros y complementa al Principio anterior que recomienda: «No perjudiques a otros», pero la diferencia entre ambos, es grande.

Capítulo XIII, Los Principios, del libro La Mirada Interna de Silo