Recomendación para trabajar con Los Principios de acción valida.

* Se sugiere la lectura de la Introducción y, primeramente, el conocimiento de todos los Principios:

1.      Ir contra la evolución de las cosas es ir contra uno mismo.

2.      Cuando fuerzas algo hacia un fin produces lo contrario.

3.      No te opongas a una gran fuerza. Retrocede hasta que aquella se debilite, entonces avanza con resolución.

4.      Las cosas están bien cuando marchan en conjunto, no aisladamente.

5.      Si para ti están bien el día y la noche, el verano y el invierno, has superado las contradicciones.

6.      Si persigues el placer te encadenas al sufrimiento. Pero, en tanto no perjudiques tu salud, goza sin inhibición cuando la oportunidad se presente.

7.      Si persigues un fin, te encadenas. Si todo lo que haces lo realizas como si fuera un fin en sí mismo, te liberas.

8.      Harás desaparecer tus conflictos cuando los entiendas en su última raíz, no cuando quieras resolverlos.

9.      Cuando perjudicas a los demás quedas encadenado. Pero si no perjudicas a otros puedes hacer cuanto quieras con libertad.

10.    Cuando tratas a los demás como quieres que te traten, te liberas.

11.    No importa en qué bando te hayan puesto los acontecimientos, lo que importa es que comprendas que tú no has elegido ningún bando.

12.    Los actos contradictorios o unitivos se acumulan en ti. Si repites tus actos de unidad interna ya nada podrá detenerte.

  • Luego, abordarlos de a uno, y meditarlo a lo largo de un período de tiempo (mínimamente una semana).
  • Desde luego, el intercambio con otros es de fundamental importancia.

Ejemplos de reflexión

1.   Examinar momentos de la vida en los que no tuvimos conocimiento del Principio y, por tanto, obramos en contrario, nos ilustrará convenientemente sobre el significado del mismo.

2.   Será más interesante aun reflexionar sobre el momento que estamos viviendo y estudiar las consecuencias de sufrimiento para nosotros y para nuestras personas más próximas, en caso de no tener en cuenta el Principio.

3.   Cuando ha trabajado con un Principio, por ejemplo en la reunión semanal, trate de reflexionar sobre él unos minutos por día, antes de dormir. Piense en las dificultades que tuvo durante el día y trate de relacionarlas con el Principio en el que esté trabajando.

      De este modo lo recordará en las futuras situaciones en las que aparezca el mismo problema y lo superará más eficazmente. También piense en los elementos positivos del día y vea si puso en práctica uno de los Principios.

4.   A medida que se avanza en la comprensión de los Principios, se podría tomar una situación dada y reflexionar acerca de ella a la luz de todos los Principios, deteniéndose en aquellos que mejor esclarezcan dicha situación.

Manual de temas formativos y practicas del Mensaje de Silo, Capítulo XIII, Los Principios, del libro La Mirada Interna)